Taskscape fue para mí, como para mucha gente, el concepto a través del cual conocí el trabajo de Tim Ingold. Para los que pensamos en el territorio como un lugar en construcción y dinámico la potencia de este concepto es clara. Frente a un concepto de paisaje (landscape)
representado desde un punto de vista fijo y externo, el taskscape es una herramienta conceptual con la que Ingold pretendía temporalizar el paisaje.

Precisamente por su éxito, Ingold dejó en seguida de usar este concepto. Su objetivo era darle otro sentido al paisaje, no sustituirlo o, peor, segmentarlo como hacen la proliferación de palabras terminadas en *scape.

Lo que tienen en común todas esa palabras es la idea de “vista” que viene de scope, que a su vez viene de skopos (apuntar). Entienden el paisaje como una proyección. Incluso cuando se aclara que el sufijo tiene más que ver con shape (forma), y con las  terminaciones tipo –ship (una abstracción o conjunto), que acercan las palabras anglosajonas a las latinas (paisaje, paysage, paesaggio,..), las connotaciones relativas a la proyección, ahora de una forma sobre la naturaleza se mantienen.

Y con esas connotaciones, seguimos entendiendo el paisaje de la misma manera que se comenzó a hacer en el S.XVI con la invención de la perspectiva. Una percepción amplia desde un punto de vista elevado (y a veces imposible) y fijo. Una idea tan rotunda que es difícil escapar de ella (no es casualidad que haya jugado una parte tan importante en cómo entendemos nuestro estar en el mundo). Una razón clara para seguir intentándolo.

One comment on “Más allá del paisaje

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *