Skip to content

El futuro del hogar, siguiendo a Foucault

Hoy, por Alan, me entero que es (ayer era) el aniversario de su muerte y no me resisto a unirme a la conmemoración.

Porque el lunes mismo, con Terencio, hablábamos en aRRsa! del hogar del futuro y del panoptismo de Foucault y reflexiónabamos si la falta de privacidad y el control centralizado de los libros de caras (los servicios de redes sociales centralizadas) no eran más que una materialización contemporánea de esa idea.

PanopticonPara muchos, estas redes, a través del móvil son su hogares. En lugar de ladrillo y rejas, están hechas de bits y electrónica y cable, pero funcionan igual:

El efecto más importante del panóptico es inducir en el detenido un estado consciente y permanente de visibilidad que garantiza el funcionamiento automático del poder, sin que ese poder se esté ejerciendo de manera efectiva en cada momento, puesto que el prisionero no puede saber cuándo se le vigila y cuándo no. El panóptico sirve también como laboratorio de técnicas para modificar la conducta o reeducar a los individuos, por lo que no sólo es un aparato de poder, sino también de saber. (…) Sin otro instrumento que la arquitectura, actúa directamente sobre los individuos.

Por tanto, como señala Foucault, «la “disciplina” no puede identificarse ni con una institución ni con un aparato. Es un tipo de poder y una modalidad para ejercerlo».

En cambio, el Hogar que estamos pensando para nuestras comunidades tiene una arquitectura distribuida, con zonas en sombra, con redes que tienen en el centro a cada persona, con campos de visión más estrechos, pero de más alcance.

6 Comments

  1. Eso es… es la antípoda del panóptico en vez de universalizar el poder (todos ven a todos siempre, todos temen a todos siempre), reducir la soberanía a allá donde el poder es la comunidad (real) es decir donde no puede ser ejercido (pues el poder solo atraviesa la comunidad cuando se ejerce «sobre» ella, lo que exige su representación permanente y plena, es decir, la confusión entre la representación y lo representado)

    Wednesday, June 26, 2013 at 2:39 pm | Permalink
  2. Ester wrote:

    ¡Toma ya!

    Wednesday, June 26, 2013 at 3:48 pm | Permalink
  3. makearquitectura wrote:

    …sólo nos haría falta escuchar y leerle un poco más…

    Thursday, June 27, 2013 at 7:59 am | Permalink
  4. Ya! Perdón! Tenía como medio segundo para articular la idea y dejar el comentario en uno de esos días intensos indianos… La idea es que al final, frente al panóptico (todos vistos por el poder todo el tiempo) caben dos posturas nada más.

    1. la «progresista», la democracia participativa desde la comunidad imaginada: la transparencia y la participación (esos dos monstruos). En ella se cambia el que el estado vea a todos todo el rato por el que todos vean a todos todo el tiempo. En esta versión «colectivista» del poder, el poder atraviesa y destruye a la comunidad (acabarás temiendo a tus vecinos y hasta a tus amigos mientras juras q eres transparente), pero si eso es así es porque a fin de cuentas la comunidad imaginada el «todos» no existe y el poder nace de un lugar que no se especifica, que se oculta tras el «somos todos los que vigilamos». Ese lugar es lo que llamamos estado.

    2. La comunitarista «real» que muy bien esbozas, donde cada comunidad defiende y define sus zonas de sombra y su grado de relación con quiénes y cuándo. Ahí el poder es ejercido no sobre la comunidad, no atraviesa la comunidad desde fuera, no la informa y reordena, sino por la comunidad. No hay manera de que una comunidad real (plana) ejerza el poder «hacia dentro».

    En la CR el todos vigilan a todos simplemente colapsa porque requiere un «sujeto por encima». Quizás que los miembros de la CR se crean parte de una comunidad imaginada por ej, pero en ese momento, generarán un poder que les reordenara, que atravesará fisicamente su comunidad y lo pondrán a disposición de un externo (el estado, el partido, etc.)

    Thursday, June 27, 2013 at 8:49 am | Permalink
  5. Ester wrote:

    jiajsijas! decía eso porque lo habías resumido muy bien! Pero ahora más estructurado ya no hay lugar a ninguna duda :)

    lo que más me hace pensar: es bastante ilustrativa la diferencia entre “democracia participativa” y “democracia económica”, una nos quiere vigilantes, más allá de Foucault incluso, le hacemos el trabajo de policía; y la otra nos permite ser libres para trabajar porque no tenemos que estar siempre pendientes de lo que estaremos haciendo mal y podemos dedicarnos a aprender.

    Como decía Alan (y también en la cita que yo copiaba), al ser un “aparato de saber”, restringe el conocimiento que puede generarse, ese estado vigilante (ahora encarnado en cada vecino o contacto de facebook) te impide hacer otra cosa que pensar en cómo cumplir todas las reglas, y cada persona acaba siendo un burócrata más.

    Thursday, June 27, 2013 at 11:19 am | Permalink
  6. La democracia participativa quincemista, como decía Marx de Lutero, «eliminó los curas porque puso un cura vigilante en el corazón de cada hombre» :-)

    Thursday, June 27, 2013 at 3:10 pm | Permalink

5 Trackbacks/Pingbacks

  1. 29 años con déficit de Foucault... | Juanjo Pina on Wednesday, June 26, 2013 at 10:39 am

    [...] dejado lo mucho y fundamental que nos ha dejado, con una influencia capaz de llegar con fuerza a cualquier lugar del pensamiento en [...]

  2. [...] dejado lo mucho y fundamental que nos ha dejado, con una influencia capaz de llegar con fuerza a cualquier lugar del pensamiento en [...]

  3. En el 29º aniversario de la muerte de Michel Foucault on Wednesday, June 26, 2013 at 11:37 am

    [...] PS. Más neovenecianos hoy sobre Foucault: Juanjo → «29 años con déficit de Foucault» + Ester → «El futuro del hogar siguiendo a Foucault» [...]

  4. Foucault y los sistemas « asincronía on Wednesday, June 26, 2013 at 12:35 pm

    [...] simplemente sea conducido como una herramienta. Y que el discurso, nunca mejor aplicable que el del panóptico no se vuelva contra nosotros, en ejemplos tan al día como la privacidad o “el olvido”, [...]

  5. Michael Foucault, 29 años después | artisan on Wednesday, July 10, 2013 at 6:13 am

    [...] por Alan, algunos neovenecianos iniciaron una serie de posts para recordar a Foucault, con motivo de su muerte hace 29 años, el 25 [...]

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *
*
*