movil_paisaje_habitacionCuando escribí este post en el que pensábamos qué podíamos aportar al caos que la crisis produce en las viviendas, Carlos me proponía que el punto de partida sería reconstruir el mito del hogar. Yo, que en ese momento estaba intentando ser muy práctica, quería pensar más en concreto, servicios y productos que pudiéramos ofrecerles ya, a partir del servicio que ya teníamos definido.

Hace poco, Carlos volvía a sacar el tema del hogar, para sugerir que una AppStore podría convertirse en el hogar de los desarrolladores que, identificados con los criterios de la tienda, desarrollarán sus productos allí y que, en el supuesto más lógico, serían seguramente quienes la mantuvieran. Un hogar-taller-híbrido.

Esta semana, pensándonos como compañía comunitaria que trabaja en el sector de la arquitectura y, ante la oportunidad de pensar usos alternativos para edificios en desuso, volvíamos atrás, a ver necesaria la reconstrucción de mitos y el encontrar tendencias:

la cuestión es ¿qué queremos vender nosotros? Tendríamos que identificar una demanda real o latente y adelantarnos a ella como ¿promotores? o ¿convenciendo a clientes para que promuevan ellos? y nos contraten a nosotros para hacer “la inteligencia” de esos cambios.

Hoy David escribe sobre cómo los móviles están sutituyendo a la vivienda (y al pueblo ;)) para una generación entera. Aportando intimidad, la creación de cohesión, control, el compartir… en un entorno nómada y precario, una nueva cultura material en la que:

Qué hacer y qué producir pueden ser pensados, cada vez más, desde nuestro cómo vivir.

Algo que ya llevamos tiempo rodeando, una y otra y otra vez.

Y uniendo los puntos me pregunto, ¿no es esa una tendencia de redefinición del mito del hogar que pasa por el móvil y que arrastra demandas reales y latentes para las que podemos ofrecer servicios y productos?

21 comments on “Una nueva cultura material que redefine el hogar entorno al móvil

  • ¡¿Será posible?! Estoy escribiendo exactamente sobre esto, sobre todo me concuerda la última frase que pones, pero no sólo el móvil, muchas más cosas se están redefiniendo como parte del hogar pero no llegan a materializarse por la falta de proveedores de servicios y productos.
    En breve publico, no me gusta que me adelantéis en las reflexiones 😀

    • Ya he leído tu post, muy bueno! Publicar esa clasificación es algo que teníamos pendiente hace mucho tiempo, pero queriendo ser muy exhaustivos o no siendo capaces de decidirnos por un criterio nunc lo hicimos. ¡Qué bien que lo hayas hecho tú! Seguimos desde donde lo has dejado y como dicen más abajo, tenemos tema para empezar a trabajar 🙂

  • ¡Y yo todavía sin smartphone!
    Al final voy a tener que modernizarme.

    Bromas aparte, un tema que me resulta apasionante pero que todavía sigo con cierta distancia.

  • Creo que hemos abierto un melón importante y que estamos dando con los primeros focos! Gracias por estar ahí, pensar, contradecir, alimentar/me/nos! Estoy tan tan harto de la mediocridad industrial que no sabes lo que es llegar a casa tras la sesión diaria de radioterapia y encontrarme con los posts de los neovenecianos…

  • Completamente de acuerdo con David, habéis encontrado un yacimiento =D

    Y qué nombre más bonito para un software que de soporte a los servicios y productos de los que habla Litox: Hogar…

  • Claro, ahora entiendo el estado de “desesperanza” que se me quedó cuando me robaron el movil… no solo era un movil, era mucho más!!! Lo intuí en aquel momento pero me daba verguenza insistir.. 😀

    • Pensando en tu caso se me ocurre que uno de los campos de trabajo sería la agenda de contactos. Me acuerdo que dijiste que el whatsapp te “devolvió” algunos al instalarlo en el nuevo móvil (temas de seguridad y privacidad a parte, que habrá que tratarlos, claro…). Al final eso es lo que hace la cohesión y la comunidad, los contactos… ¿Cómo convertir la agenda en ciudad, o pueblo o casa?
      Recuerdo qeu hace poco vi una aplicación (que me pareció muy chunga) que sólo comapartías entre dos, era para parejas! Molt fort!!

      • Puede ser un punto de partida. Los libros de caras te presentan tus contactos como si solo tuvieras/fueras parte de una red. ¿Por qué no empezar a taggetear los contactos? ¿Por qué no empezar a concebir nuestra gestión de contactos como una serie de redes que se conectan a través nuestra (donde habrá otros solapamientos, que es lo interesante)? Así, entre otras cosas, cuando pierdas el móvil, se te reconstruirá casi entera sin necesidad de servidor central…

        • Con esto, cada vez me recuerda más al funcionamiento de Lupus. Podríamos hacer una especie de tarjeta de visita enriquecida con los RSS de tus contactos y alguna capa de información que incluyera esos solapamientos para que luego puedas recuperar la agenda. También se podrían incluir los lugares (entendiéndolos como aglomeraciones de nodos) y encontrar una forma de crearles “espacios” de interacción. Uy, se me está volviendo algo abstracto esto…

  • No se si conocéis algo de la web semántica, cuando empecé con el blog nuevo estuve mirando una forma de hacer el blogroll, quería utilizar FoaF (Friend-of-a-friend) para hacer un blogroll semántico, para wordpress. Tengo las piezas preparadas de algunos plugins que encontré por ahí, sólo me queda unirlas y ver cómo se puede ampliar. ¿Que os parece como punto de partida?

    • He estado leyendo sobre FoaF y, aunque no me entero de todos los detalles técnicos, creo que podría ser muy útil para rastrear esas redes extensas. Si he entendido bien, en las páginas web describes una serie de atributos como donde trabajas, la extensión de tu correo, tu nombre y apellidos, donde vives, etc… y desde aplicaciones externas puedes pedir esos atributos y saber quién se relaciona con quién.
      Con el ejemplo del móvil perdido… podrías volver a meter tus datos en un nuevo dispositivo y que una aplicación te recogiera los datos de tus contactos reconstruyendo tu agenda (pero también otras cosas como meterte de nuevo en los hogares (me encanta!) que formabas) según el grado de cercanía con las otras personas y según hayan definido ellas su privacidad.
      ¿Algo así?

  • ¡Qué guapo!
    Tiene un punto de ciencia ficción, porque: ¿quién puede asegurarte que serás las misma persona después de perder el móvil y volver a reconstruir tu agenda con los metadatos que tus contactos tienen de ti?

    • Jiajis, pues depende de cómo lo tengas configurado supongo. Pero ese punto de incertidumbre sobre tu propia persona me gusta mucho. Quiero decir, que quizá te reconfigures como te ven los otros y no como te ves tú, miedito me da 😉

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *