La muerte llega a Pemberley

  • Autor: P.D. James
  • Año: 2011
  • Editoral: Ediciones B
  • Traducción: Juanjo Estrella
  • ISBN: 978-84-02-42098-5
  • Fajalaucitos:

 

Sí, lo he leído… Tardé poquito y, bueno, no me gustó mucho pero me hizo pensar en algunas cosas interesantes. Por eso lo publico.

Para el que no sepa ya que es Pemberley: es la casa a la que Darcy y Elisabeth se van a vivir felices y comer perdices al final de Orgullo y Prejuicio de Jane Austen, un libro muy guapo. La autora de esta secuela, se ve que se dedica al crimen y misterio y le hace un homenaje a Austen.

Al principio me encantó la idea. Más que nada porque Orgullo y Prejuicio lo habré leído unas 5 o 6 veces, pero de vez en cuando me vuelve a apetecer. No me canso de vagar por la campiña inglesa acompañada de semejantes “paquitas”. Así que valía la pena ver qué pasaba con el experimento de juntar el crimen y misterio con Austen.

Para mí, James falla en el experimento. Todos los personajes se comportan como esperas de ellos y está escrito respetando bastante la sutileza de Austen. Pero de misterio, poco, la trama se resuelve burocráticamente. Personalmente me hubiera encantado ver a Elisabeth Bennet desplegando sus dotes de observación y su capacidad de ironía para resolver un crimen. James en cambio apenas la hace aparecer en la novela y menos en las partes interesantes. Prefiere hablar más de Darcy y del universo masculino, lo cual hubiera sido interesante si no consiguiera hacer desaparecer totalmente al personaje. Si tenías una imagen de él a partir del libro de Austen, en éste se desdibuja. Y como él, todos los personajes. Ninguno crece ni se desarrolla más allá, ¡a pesar de que haya habido un asesinato! Del único que podemos pensar y aprender cosas nuevas es de Wickham y tampoco lo borda… Vamos, que la novela es sosa y poco atrevida, cosa que no se puede decir, ni de lejos de la de Austen.

Pero el experimento me sigue fascinando. Me ha hecho pensar en por qué queremos volver a esos sitios ficticios. Quizá porque consiguen que sus personajes nos expliquen a nosotros mismos y a nuestras cosas mucho más que las historias que pasan a nuestro alrededor. Por eso los usamos como ejemplos al hablar y con sus vidas ficticias podemos entender mejor las nuestras reales. Está claro que esa “reveberación” ocurre porque se basan en personas reales pero lo importante es cómo lo cuentan y que, al separarnos de nuestro entorno cotidiano, nos hacen ver cosas que sólo podemos ver “en la distancia”.

Ése es el poder de los imaginarios. Y me imaginaba que ese sería el gran triunfo de un proyecto como Tropos. Si conseguimos crear un imaginario que nos permita explicarnos y entendernos muchos otros lo usarán para sí mismos. Entonces estará vivo y no ocurrirá como le ocurre a James que “mata” a los personajes haciéndolos estáticos porque no se juega nada en ello, no le sirven para contarse, ni a ella ni a los lectores. No es un mito vivo.

Al final se trata de que una comunidad pueda coger ese imaginario y ese lugar ficticio y lo use para entenderse. Así, una productora como Ciudad de la Sombra podría estar toda su vida (y la de sus descendientes) contando historias alrededor de los Tropos y que nunca se agotara. Eso es lo que daba a entender Javier en su post Una editorial, un libro y creo que es un futuro deseable para cualquier imaginario de ficción que se cree con pasión. Si lo pienso, es lo que hizo Faulkner durante toda su obra y también Austen, Woolf, Tolkien o tantos otros, aún cambiando de género y de personajes. Es lo que tantos autores han hecho siempre con los clásicos. Lo novedoso, con internet, es que no tiene porqué ser un mismo autor y que es fácil hacer un seguimiento. Lo que Benjamin auguraba con su El autor como productor puede ser real ahora (y no ser universalista sino basado en comunidades).

Y bueno, volviendo al libro, si tenéis muchas ganas de volver a la campiña y ver qué podrían estar haciendo los personajes de Austen, se puede leer… Pero casi sería mejor escribir nuestra propia versión, ¡se abre la veda!

One comment on “La muerte llega a Pemberley de P.D. James

  • Me encanta leer claves sobre Tropos tan interesantes como las tuyas. Dentro de poco haremos una convocatoria para seguir la historia ¡y desarrollar nuestra mitopoiesis!.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *