Parece que las consecuencias prácticas del modelo de acción distribuido no se hacen esperar.

Las apunta Laura diciendo, más o menos, que si, incluso para interactuar con el medio ambiente, sólo podemos pensar en local, en nuestro entorno y conversación real (y no imaginado) no tiene sentido que esperemos a convencer a, por ejemplo, empresarios del mueble (por muy cerquita geográficamente que estén) para lanzar nuestra propia línea de muebles “heirloom”, que casarían genial con las ansias de la clase media china de comprar historias de abolengo…

Y yo me pregunto, ¿en serio?

¿Podemos hacer eso en realidad o esto es una novela ciberpunk?

5 comments on “Consecuencias de escribir un blog: el futuro llama a tu puerta

  • Oye, pues creo que era Daniel Pennac el que decía “La vida no es una novela, ya lo sé… ya lo sé. Pero sólo lo novelesco la hace vivible”… aunque tampoco es plan de ponerse melodramática.. jaja!

  • Contad con nosotros y nuestros recursos. Le comentaba a Laura que tal vez, para una comunidad como la nuestra, con pequeña escala, sean viables objetivos más cercanos -y más manejables- antes (algunos mercados de la UE por ejemplo), pero que en cualquier caso tendríamos que dedicarles una buena cantidad de esfuerzos conjuntos. Puede ser un gran tema también para el encuentro de las tribus neovenecianas.

  • Sí, eso tiene mucho sentido…
    Y me alegra que digas lo de los esfuerzos porque estaba pensando: “seré yo la única que piensa que eso va a ser un currazo?, será que yo soy muy lenta?”

    …cosas que piensas mientras no consigues hacer que funcione el multisite de wordpress.
    Abrazos!

  • Ei, nosotras estamos teniendo experiencias en el campo del mueble con historia, con nombre y apellidos, que se quieren reparar, y en el caso de los talleres que estamos proponiendo, darles un nuevo aire, una especie de reversión del mueble original, para que esté más acorde con la estética de los dueños, y las atmósferas de la casa donde estén. Es la parte que más demanda tiene, en nuestro entorno, y la próxima experiencia se planteará la posibilidad de que los asistentes expongan en subasta sus muebles. Claro que, las personas que tienen gran afectividad sobre estos objetos con huella, pues no lo subastarán, claro. Pero por otro lado, en nuestras excursiones al punto verde local, hemos comprobado que se deshechan muchos de estos objetos, que con pequeños ejercicios de reparación y de valores añadidos, podrían ponerse en subasta, esta vez en red, por ebay. Supongo que es cuestión de concentración y decisión. En cuanto a lo que podemos afreceros ahora, para posibles colaboraciones, sería la experiencia de los talleres que estamos haciendo. Hablamos, no? Un abrazo chicas!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *