Estoy muy contenta de haber organizado nuestras carpetas de fuentes porque me ha servido para “reencontrarme” con el urbanismo. Muchos años de acumular feeds y enlaces desordenadamente habían hecho que leyera poco de este tema, pero ahora vuelvo a recuperar el ritmo y encuentro pequeñas joyas como este post en The Urbanophile que me recuerdan porqué siempre me ha gustado tanto esa “disciplina”.

Viene a decir que aquello que los municipios tanto pregonan que desean, el desarrollo económico, puede que no sea tan deseado por los gobernantes y otros beneficiarios del sistema porque, y aquí una cita de la gran Jane Jacobs, “el desarrollo económico, no importa cómo o dónde ocurra, es profundamente subversivo del status-quo”.

Todo esto me recordó a aquello que le replicaba Juan Urrutia a Juan Roig: “Es un error pensar que hay que investigar para crear riqueza mediante la transferencia de conocimiento. Lo correcto es pensar que hay que crear riqueza para que nos permita pensar e investigar que es para lo que estamos hechos.”

Últimamente, estamos experimentando eso mismo y en varios frentes, que lo importante es profundizar en nuestras pasiones y que las empresas y la economía son un medio para desarrollarnos que permite que nos hagamos dueños de nuestro destino. Como dice Laura, esto en sí mismo es subversivo. Por eso quizá algunos prefieren quedarse como están, pero como dicen en The Urbanophile, sólo hace falta una masa crítica de outsiders para hacerlo irreversible.

9 comments on “Quizá no quieran desarrollo económico, pero lo haremos por pasión

  • eso explicita el doble discurso o doble moral de los políticos y otras figuras que ostentan el poder: por un lado, el discurso políticamente correcto de lo que la gente necesita escuchar (ahora es creación de empleo y la salida de la crisis) y por otro, lo que realmente hacen para promoverlo (líneas de inversión que reciben y medidas que crean). Cualquier ciudadano de a pie puede pensar que, viendo el panorama, no han sabido hacerlo. Pero es mucho más macabro y seguramente real, pensarlo como dice The Urbanophile: no lo han hecho bien porque hacerlo sería alterar su status quo (aunque sea durante 4 años)…

    • Así es, en el post él lo explica muy sencillo: una cosa es lo que se dice y otra es lo que se infiere de sus elecciones, normalmente las políticas desarrolladas no suponen un desarrollo económico sino, como mucho, la creación de empleo.

  • Acabo de encontrar unos párrafos sobre lo escurridizo de la “información” en medios, en un post chez Isabel Iglesias. Y ahora esta prístina reflexión tuya. Eso en un microcontexto personal de recuerdo de la ceguera al titular periodístico que adopté (o que me afectó) hace ya años.

    Es una maravilla encontrar personas para quienes ideas como las que expresas (y Laura en su comentario) se siguen, también, de esfuerzo y tiempo de reflexión propios y acaban como conclusiones, puede que convicciones, que guían el modo de ser, de estar y de hacer. Y, sí, eso es lo crucial: hacer, actuar. No me resisto a traer una cita tópica, pero al pelo:

    “You never change things by fighting the existing reality.
    To change something, build a new model that makes the existing model obsolete.”

    Hacer, actuar, construir.

    (Y aún me estoy “recuperando” del ejemplar compendio que hiciste con las notas para “El hacker como sujeto ético” :-))

    • Gracias! La verdad es que esa frase me caló ese día porque ahora estamos trabajando en proyectos y textos sobre el desarrollo local y, a veces, ves que sí, que quieren pero no sabes bien porque no les convence algo, y es que no quieren cambiar “del todo”. Además la frase es de una gran urbanista de lo cotidiano, Jane Jacobs, que siempre reaparece como referente en tiempos de crisis, pero esto no lo había leído nunca.

      Pero el post no quería ser una recriminación sino un darme cuenta de que, si vamos haciendo, lo inevitable es que haya cambios y que algunos de los que no querían cambiar del todo se queden atrás. Por cierto que Natalia escribía el otro día dos claves para que ese cambio sea disruptivo: “estímulo de la economía del conocimiento… y las tecnologías distribuidas.”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *