María Javaloyes escribió ayer un post precioso que me toca porque comparto todos los miedos que describe en el segundo párrafo, y cuya conclusión me encanta, todo un manifiesto:

no descuidaremos el seguir construyendo el nodo más indivisible, el de la persona, que es lo mejor que se le puede ofrecer a las redes distribuidas, las más resilientes, y al resto de proyectos, redes o comunidades de las que formemos parte.

De paso, enlazo también el post de ayer de Storge, que también me dió la vuelta al estómago (por aquello de gritar fuerte): cumplen un año de su “declaración de independencia”, ¡felicidades!. Me dio ganas de contar la historia de cómo abrimos el blog y empezamos a construir aRRsa!, y convertirla en algo mítico, claro!

En fin, creo el esquema podría ser así: la persona debe ir trabajando siempre su libertad, esto se lo permite tener autonomía gracias a su compañía comunitaria, que también le aporta seguridad, pero sobretodo se la aportan las redes en las que la persona y sus compañías se mueven y cuidan.

9 comments on “La persona en el centro, compañías y redes como apoyo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *