Si hablamos de curriculums y selección de personal, no sólo hay que cuestionar lo que hacen los candidatos, sino también las empresas. Últimamente he estado en los dos bandos y en ambos la experiencia es insatisfactoria con el formato CV.

¿Cómo puede ser estar en los dos bandos? Pues hace unas semanas envié un curriculum a una organización que anunciaba una vacante. Algunos dirán “pero si llevas un montón de cosas entre manos…” Pues sí, fue algo raro, con una mano estaba organizando el año de trabajo de aRRsa!, empezando a redefinir algunos servicios, replanteando el enfoque de mimbrea y pensando su modelo de negocio, comenzando nuevos proyectos,… Y con la otra enviando un email que supondría, en principio, seis meses fuera de España.

¿Por qué? Porque es una organización que sigo desde hace un tiempo y que me fascina lo que está consiguiendo. Además, para la vacante pedían “atributos” que creo cumplir con creces y era en Escocia! Pero la razón más importante es que quería aprender a hacer lo que esa organización está haciendo para luego seguir la relación con ellos o aplicarlo a nuestros propios proyectos.

Pero la experiencia no ha sido muy satisfactoria. El curriculum se enviaba rellenando un formulario: trabajos anteriores y por qué te fuiste, formación, cursos y organizaciones a las que perteneces y una pequeña memoria contando por qué querías trabajar allí. Rellené el formulario con mucho cariño, contando mis proyectos y sus pequeños logros que demostraban que cumplía con los atributos que ellos pedían, pero no ha habido suerte (o sí porque me quedo:)). Y no puedo decir no me hayan escogido porque es una organización que no valora todo eso. De hecho sus requisitos eran muy abiertos y parecían demandar inventiva e iniciativa. Pero ahí se acaba nuestra relación que en realidad nunca existió… Se pierde la oportunidad de empezar nuevas relaciones con gente interesada en lo mismo que tú.

Por otro lado, a aRRsa! nos llegan curriculums a menudo, sí amigos o_O. Y como en mimbrea, no contactamos con más gente porque no tenemos vacantes, sino un montón de trabajos por hacer que necesitarían gente involucrada en pensar cómo deben hacerse y no gente que “los cubra”. Además de que, en un proyecto que empieza, los ingresos son todo menos previsibles y, por tanto, no podemos contratar a gente convencionalmente, como mucho colaboramos con otros autónomos.

En ambos casos está claro que el formato de contacto “vacante + convocatoria + curriculum” hace que la experiencia no aporte nada “extra” a nadie, ni a las personas interesadas (excepto la que consigue el puesto) ni a la organización (más allá de cubrir unas horas de trabajo). Y la verdad es que, las probabilidades de éxito no valen la pena el esfuerzo ni en un caso, y quizá por ello los curriculums sean tan mediocres, ni en otro. John Robb escribía hace un tiempo sobre ello, “no envíes CVs mejor es crearte tu trabajo“. Pero eso no significa que haya que trabajar sólo.

Otras formas de relación harían que publicar una vacante fuera la posibilidad de iniciar “una gran amistad” entre empresa y profesional o profesional y profesional. Y no creo que sean los portales para freelance, aunque pueden ser útiles. Porque estamos hablando de trabajar juntos, no de contratar jornaleros para un trabajo mecánico.

Me pregunto si un buen blog de empresa, que favorezca la interacción con personas externas a ella, le proporcionaría la oportunidad de ponerse en contacto con posibles candidatos a futuras vacantes o nuevos trabajos.

La propia empresa tendría que ser activa, claro, saliendo de su propio blog y encontrando los blogs o foros donde se habla de su campo. Y no vale sólo con hablar de “lo meta”, habría que destapar lo concreto, y no hablar sólo de tu área. Es decir, nosotros hablamos de construcción, de métodos para tratar con clientes, muy bien, esto podría atraer a gente para esos trabajos y que nos envíen CV, pero sólo descubriríamos potenciales socios si llegamos a hablar de lo concreto, de la “junta de la trócola” que apasione a ambos. Y qué hay de las cuentas, del marketing,… y otras cosas que no nos fascinan tanto. Por ejemplo, si sabemos que con el tiempo necesitaremos alguien que lleve las cuentas de una futura cooperativa deberíamos empezar a publicar nuestros líos con las cuentas, nuestras dudas, buscar los foros y quienes son los expertos, encontrar blogs de personas que escriban sobre las “cuentas cooperativas”, preguntarles, empezar una relación. Quizá hasta habría que organizar cursos de tanto en tanto para ir fichando a gente. Esto llevará su tiempo…

Así que me encantaría ver esa plataforma que ayude a encontrar personas o empresas con las que seguir aprendiendo.

10 comments on “Encontrarse para trabajar juntos: relaciones entre profesionales y empresa más allá del CV

  • Ayer precisamente hablábamos en la fondue de eGruyère de lo duro que es trabajar solos. Cada uno está intentando definir su ámbito de trabajo mientras genera su pequeña red de proyectos. Pero sería muy potente hacerlo estando más en contacto con nosotros y con gente que desee unirse. Pero ¿eso cómo se hace? Hablamos de la necesidad o no de un espacio físico para trabajar entre nosotros y otras personas, de la necesidad de formalizar la red para que surja el compromiso real de unos pocos, la idea de poner eGruyere al servicio de batallas concretas de cada uno… ¡qué locura!

    A Reding también llegan algunos CVs y llegan con el fin de ofrecer servicios específicos incluso de ser contratados.. jaja! Sin embargo, hecho de menos gente que quiera involucrarse de verdad, en activar ideas, en poner en práctica inquietudes..

  • Por si sirviera para esa plataforma u otra, anoto aquí una intuición que tuve al salir de una entrevista de trabajo.

    Los cinco opacos entrevistadores me pidieron que les contara mi vida. Y decidí hacerlo bien, segura de que lo que les iba a contar era interesante, por cuanto no iba a enumerar los títulos que tenía, sino los problemas con los que me había ido encontrando, y las maneras de afrontarlos y proponer alternativas para convertirlos en una oportunidad de desarrollo.

    Ellos no buscaban eso. Buscaban alguien que supiera bucear muy bien en la normativa política ya existente (aunque no lo dijeran antes de convocarnos a la entrevista). Y entiendo perfectamente que deban haber personas preparadas para ofrecer hábilmente ese servicio. También creo que el día que exista un software que bucee genial y solito en la normativa, ningún ser humano podrá ser más resolutivo, y ese puesto de trabajo dejará de existir.
    Pero, y he aquí mi intuición-cuestión, ninguno de los entrevistadores parecía estar interesado por el beneficio social y/o medioambiental que hubiese producido aquello a lo que te has dedicado. El único interés radicaba en la capacidad que tenías para resolver exactamente lo que te pedían resolver.

    Que me pregunto yo si en esa plataforma se podría preguntar, registrar de alguna manera, el beneficio social y/o medioambiental, y también económico claro, que el desarrollo de tu trabajo ha provocado, y cuanto de ello ha sido gracias a un pensamiento crítico-propositico frente a la demanda planteada inicialmente.
    Claro, esto, para no ser el festín de la subjetividad, debe ser medido con unos parámetros que indiquen que és, para cada empresa, generar beneficio social, medioambiental y económico.
    Y como dices Ester, igual por suerte no nos cogieron, 😉

  • La idea de esa plataforma va más por donde apunta Ester. Es una plataforma que nos permite ir etiquetando blogs y posts según los intereses y valores de las personas que los escriben. Luego, cuando surge algo para hacer buscamos por temas y valores y nos ha de devolver un listado de esas personas. Entre ellas invitaremos a algunas a unirse al proyecto que sea. Así de fácil.

    Sobre «el otro lado», es decir, la transparencia de las empresas, bueno, los indianos discutimos todo en público, seguir lasindias.com es seguir nuestras reflexiones. Por ese lado estamos tranquilos respecto a la comunicación del significado de las cosas que hacemos. El problema no es que los que envían CVs no sepan quienes somos, es que no se molestaron en echar un vistazo.

  • Qué debate! Se nota que nos toca a todos la tecla…

    Laura, sí esa Red de pequeñas empresas que hablamos. La cuestión es cómo sabemos quienes son realmente lo otros, e incluso la gente que desea unirse, a qué se une si no contamos más quiénes somos, ada uno en nuestros blogs y debatiendo juntos. Lo que no tenemos en eGruyere es un verdadera conversación abierta, continua. Tenemos un grupo de apoyo mutuo, y está muy bien… Cuando sepamos si queremos compartir más, con todo lo que ello implica, pensamos cómo articular esa conversación (implementando un “kit de comunicación” común o al menos algunas partes) y luego lo que venga 😉

    María, de acuerdo en que si puede hacerlo una máquina… Pero interpretar la normativa es aún muy subjetivo, sino mira todo lo que consiguen hacer legal cuando quieren. En aRRsa! notamos que nos falta ser más expertos y creativos con la normativa. Pero creo qu tampoco serviría esa experiencia para la entrevista que comentas 😉
    Y respecto a la “herramienta de encuentro y contacto profesional”, yo tampoco la imaginaba “centralizada” sino basada en el propio “kit de comunicación” de la empresa. Blog, enlaces,…

    David, justo como imaginaba! Pero, como he visto que comentas en otro lado, eso necesita tiempo… Por ahora tendremos que tirar de convocatorias un poco más. Y respecto a lo que contáis en lasindias, sí, cuando os visité en Bilbao me sorprendí de lo complementario de la conversación digital y analógica, era un continuo… Y los valores están bien explícitos,… En aRRsa! nos faltan un montón de cosas por explicitar, y en nuestro caso, creo que tenemos que contar los cómos, aunque no expliquemos el Método de las Consultas paso a paso, hay que contar sus valores y su día a día, creo que con lo último es con lo que puedes ganarte a gente que quizá no se anima a a emprender sola pero le gustaría trabajar de esa manera (recuerdo que leí en vuestro blog hace mucho tiempo algo así… la “escenificación de la vida interesante”). Contar los valores hará que esa persona se acabe de decidir, y también sirve para saber con qué empresas puedes colaborar y asociarte, como vosotros con el ner, imagino…

  • Genial post! y fantásticas reflexiones!

    Yo acabé hace más de un año la carrera, cuando terminé pensaba en que me dedicaría un tiempo a hacer mi porfolio pero ha ido pasando el tiempo y no lo he hecho, a veces me acuerdo y dentro de mi me digo “algún día” pero en realidad me parece aburrido revisar proyectos pasados y aún encima tener que editarlos, poco dicen ya de lo que soy o lo que hago, y porque ese tiempo de dedicación es más valioso si lo dedico a seguir aprendiendo que a mostrar lo que ya he aprendido!
    Por otro lado, tampoco hecho mi CV en empresas u otros, y es que lo que explicas en el post es mucho de lo que pienso y siento aunque tampoco me había parado a meditarlo con detenimiento, solo a seguir haciendo … Respecto a colaborar en la construcción de la blogosfera, es un mundo en el que hace poco que me he metido, pero desde luego cuanto más buceo (leo y aprendo) y voy entendiendo todo su potencial más me animo a seguir escribiendo-investigando-aportando preguntas e ideas y buscar respuestas y reflexiones.
    Creo que lo más maravilloso es la transparencia!! 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *