Empiezo con este post una miniserie sobre “Imaginarios de Ingenieras domésticas”, se debe a que he encontrado el proyecto de Remedios Zafra y DeustoTech Her techno hobby-Her techno job. Nuevos imaginarios para incentivar las vocaciones femeninas en la investigación TEIC. Está en el marco de Conexiones improbables, y su objetivo es diseñar mecanismos que promuevan las vocaciones de las mujeres en las ingenierías asociadas a las tecnologías electrónicas, de información y comunicación (TEIC). Me interesa el proyecto porque trabaja sobre la tecnología y las mujeres, dos de los temas clave en CommonHworks y (en este video) plantea tres ámbitos de desarrollo que me han parecido muy interesantes, y que creo que se pueden convertir en líneas organizadoras de mi investigación:

  • Tecno-Imaginarios, es decir, cuáles son los “modelos a ser” en el ámbito de las tecnologías y por qué no interesan a las mujeres, se investiga cómo se construyen la vocaciones y los intereses, y se hace hincapié en producir nuevos relatos sobre referentes y modelos. Repasando los del pasado, reconstruyendo los del presente e imaginando los del futuro.
  • Producción Tecnológica vocacional, cómo son las “convocatorias” para que las chicas también participen como productoras y no sólo como usuarias. Primando para ello la imaginación y el diseño para la vida frente al componente técnico.
  • y el Debate sobre la Formación Tecnológica, es decir, sobre si las propias ingenierías tecnológicas deberían ser diferentes para interesar a toda la población y no sólo a la mitad…
En resumen, se cuestiona la propia forma actual de la Tecnología, ¿debería ser diferente? o ¿cómo sería si en su desarrollo se incluyera a toda la población, y no sólo a los hombres? Aparecen aquí un montón de temas peliagudos (sobre el minuto 11 del video R. Zafra nombra algunos). Otra cosa interesante del proyecto, es que es de investigación e intervención y eso también es aplicable a CommonHWorks, pero se profundizará en próximos episodios.
Por ahora, y como estos primeros posts son para repasar, organizar y publicar mi trabajo anterior, intentaré reponder a esta pregunta desde la Tecnología para el Trabajo doméstico y empiezo con los Tecno-Imaginarios. Y es que, aunque la destinataria de esta tecnología ha sido tradicionalmente la mujer, su desarrollo no ha estado convencionalmente dirigida por ella, o al menos no es ese el imaginario que tenemos. Sin embargo, en algunos momentos de la historia ha habido mujeres clave para entender la evolución de esta tecnología. A diferencia de las mujeres que Remedios Zafra propone como modelos (Ada Lovelace, Mary Sommerville…), en las que yo me fijo han estado más en las fases de innovación (si entendemos que dentro del I+D+i, la innovación es la implementación en la sociedad o mercado) que en las de investigación y desarrollo. Aun así creo que sus historias merecen ser contadas, en su momento lo hice inventando unos personajes, paradigmas de trabajadoras domésticas (definición, qué trabajo hacían, dónde, los valores que representaban y su función social), que resumían la información que  tenía sobre estas/os investigadoras y que me servían para imaginar el futuro del Trabajo doméstico.
Pero ahora me interesan más las investigadoras y sus métodos para construir nuevos imaginarios y relatos (ficciones, las llama Zafra) sobre cómo podrían ser otros modelos de desarrolladores tecnológicos y, por extensión, otro “modelo tecnológico” que incluyera a todas las personas para ser mejor tecnología. Empezaré, entonces con Lydia Child y seguiré con Catherine Beecher, Christine Frederick y Melusina Fay Peirce. Quizá por el camino aparezcan más y ojalá no estén tan centradas en el modelo de vida americano.. aunque, para qué engañarnos, éste ha sido el dominante en la definición de nuestros estándares actuales y de nuestro imaginario doméstico. A quien lo siga le prometo argumentos para desear una tecnología inclusiva, grandes sorpresas en métodos y mucho entretenimiento..

7 comments on “Tecno-Imaginarios para el Trabajo Doméstico

  • Que interesante Ester, “tecnología inclusiva” Tenemos que trabajar el tema, además del género, pensar en lo que puede aportar al desarrollo tecnológico los aportes de personas de diferentes sexos, edades y perfiles profesionales. Seguro que el entretenimiento y la utlidad están servidas. De hecho, un taller demostrativo en Master DIWO a final de curso para construir un prototipo desde este equipo de personas sería interesante…. ahí te lo dejo! 😉 Saludos, Alba.

  • Hola Ester, es muy interesante el tema que estás tratando. Cómo los logros relacionados con la elección de la carrera o profesión están condicionados por el género, y que a su vez está determinado por la socialización disimétrica que viene dada desde los primeros años de vida, y en el que el sistema educativo juega un papel fundamental en la reproducción de esas diferencias de género.

    A mí me interesa bastante este tema, he leído a algunas sociólogas que tratan estos aspectos relacionados con la educación y la socialización desigual que hay entre chicas y chicos. Mª Elena Simón Rodríguez ha escrito varios libros sobre este tema y hay una conferencia suya en la UIMP muy interesante y esclarecedora:

    http://www.youtube.com/user/UIMPvideo#p/search/12/2IYoWxhrZbs

    Por si te interesa, también Marina Subirats lo enfoca como un problema en la educación y expone los elementos invisibles arraigados en la educación, y que determinan las diferencias entre mujeres y hombres:

    http://www.rieoei.org/oeivirt/rie06a02.htm

    Espero que te ayude a ampliar tu enfoque!

    Un abrazo, Amanda.

  • Hola chicas, gracias por vuestros comentarios, es un placer teneros por aquí!

    Amanda, he visto un rato del video y me encanta como habla esta Elena Simón. Yo me intereso sobretodo por qué tecnología se desarrolla y cómo se hace, y al ver que parece que las mujeres no han participado en las tecnologías “femeninas” me pregunto por qué. Como Elena Simón, Remedios Zafra dice que las mitologías tienen mucho que ver. Y eso es lo que estoy intentando, inventar otras mitologías basadas en las pocas mujeres que conozco que sí participaron en el desarrollo de la tecnología doméstica. Sobre ellas hay unas historias que no me cuadran y como dice Elena Simón, “lagarto, lagarto!”. Me ha encantado.

    Alba, empiezo con el género porque la tecnología doméstica es lo que más he trabajado hasta ahora, pero me gusta pensar, como tú dices, que todo lo que nos hace diferentes puede dar nuevos desarrollos tecnológicos. En el caso de arrsa! nos interesa lo vernacular y lo rural, por ejemplo..

    Un matiz: a mí tecnología inclusiva me suena raro, somo si fuera a ser la misma pero cambiada, y como lo que se intenta es pensar una tecnología diferente y distintos modos de desarrollarla.. se me ocurre tecnología diversa, tecnología apropiada,.. seguimos pensándolo.. 😉

    Saludos y gracias otra vez!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *